Tiendas de muebles, dormitorios, salones, cocinas, muebles de madera,…

Sillones y sillas de oficina

3 diciembre, 2010

La evolución en el pasado siglo XX del mobiliario dedicado a las oficinas fue de la mano de la aparición y desarrollo de estos lugares de trabajo en los que el trabajador tenía que pasar casi todas las horas sentado.
Debido a esto las sillas se convirtieron en una parte fundamental en el mobiliario pues el uso que se hacía de ellas a diario demostraba que debían de ayudar y no causar problemas a cada una de esas personas para que esa posición de sentado no se convirtiese en una fuente de malestar.
Pruebe usted a sentarse durante días, ocho horas en cada jornada, en una silla rígida y de un tamaño poco acertado en relación a la mesa que tenga frente a usted. Comprenderá en ese momento, en el que comience a dolerle la espalda, o los brazos, por la posición inadecuada, que la silla debe de tener varias características para que sea un mueble de oficina bien diseñado:

  • La altura de la silla debe de permitir que los brazos se encuentren en ángulo recto con relación a la mesa. Es ideal por lo tanto que la silla sea regulable en altura.
  • El asiento no debería de ser demasiado duro pues en ese caso las posaderas terminarán resintiéndose.
  • Si el trabajador necesita moverse en cortas distancias es aconsejable la utilización de sillas con ruedas así se evitará estar costántemente levantándose y sentándose. Las sillas giratorias ayudan también a cambiar de posición con facilidad y sin brusquedades.
  • Los respaldos también son deseables en sillas de uso muy frecuente, con preferencia si puede regularse su inclinación.
  • Los brazos en las sillas (sillones) añaden unos elementos que permiten posiciones más cómodas.

Con todo lo anterior se podría concluir que las mejores sillas, o sillones de oficina, son aquellos que más se parecen a los sillones de dirección: grandes sillones con un alto respaldo, regulables en altura y con brazos para mayor comodidad.

Sillón de dirección, en piel, con respaldo, giratorio y regulable en altura.

Ciertamente el anterior es un buen sillón: creado en piel, con elementos nobles (madera) y con un buen diseño.
Además las patas del sillón son metálicas que siempre son preferibles a las de plástico o incluso a las de madera, pues en el caso de la madera con el roce del calzado se produce un rápido deterioro.
A tener en cuenta que las ruedas tengan repuestos, es decir, que sean desmontables.
¿El problema de estos sillones? Como ya puede imaginar: su precio.
Estos modelos pueden tener un precio elevado, incluso más de 300 euros, aunque muchos de ellos rondan los 150 – 200 euros.
De sillones de dirección podrá encontrar modelos más económicos también creados en piel, por lo menos en las zonas de contacto con el cuerpo, y con una calidad más que aceptable.

Sillones de dirección baratos.

Estos sillones son en apariencia muy similares a los más caros pero su precio puede rondar los 70 – 100 euros.

Pues bien, aún puede conseguir mejores precios en este tipo de mobiliario.
Hay sillones más sencillos en su diseño que por lo general suelen cambiar la piel por la tela y el metal por el plástico.
No son los más adecuados para un uso muy intensivo pero para un uso casual pueden ofrecer un servicio perfecto.
Estos sillones pueden tener un precio que varíe entre 40 y 60 euros. Se las suele conocer como sillas de ordenador pues en muchos casos van destinadas para el público más joven y para situarlas en una mesa frente al ordenador.

Sillas de ordenador baratas.

Las hay aún más económicas, son sillas sin respaldo, o taburetes, y de nuevo se puede considerar que para un uso poco frecuente pueden ser muy útiles.
Su precio puede llegar incluso a los 15 euros aunque suelen rondar los 30 – 40 euros. También las puede encontrar más caras si sustituyen el plástico por metal y la tela por cuero.

Los taburetes ocupan poco espacio.

A la hora de elegir la silla o sillón más adecuados en su caso tenga sobre todo en cuenta el número de horas que pasará al día sentado. Si son más de dos o tres horas entonces busque un buen sillón con respaldo, regulable en altura e inclinación.

Diccionario de los muebles |

Publique su comentario

Usted debe de registrarse para escribir un comentario.

Páginas

Categorías